Seleccionar página

El 25 de mayo de 2018 entró en vigor la nueva ley que trata la política de privacidad de los usuarios, RGPD.
Por lo que todas las empresas, autónomos o personas que trabajen con datos de usuarios deberán estar adaptados a esta nueva ley.

Pero, ¿Que és la RGPD?

La RGPD es el nuevo Reglamento General de Protección de Datos que debe cumplir obligatoriamente cualquier empresa, pyme o autónomo que trabaje en algún país dentro de la comunidad europea desde mayo del 2018.

Este nuevo reglamento permite a los usuarios de servicios web tener un mayor control y seguridad sobre los datos personales (Nombre, dni, dirección, email, etc…) que dan a las empresas on-line.

La agencia española de protección de datos ha creado una herramienta de Orientación a Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) que puede consultar aquí.

Cuáles son los cambios más importantes de la RGPD

  • Consentimiento doble para añadir cualquier dirección de email a una lista de envío de emails, como puede ser una newsletter.  El usuario deberà reaprobar mediante un e-mail su subscripción a cualquier lista.
  • En los formularios donde se recoja información del usuario, deberá aparecer una casilla que el usuario deberá marcar aceptando que ha leído y está de acuerdo con la política de privacidad de dicha página.  No servirà que esta casilla ya aparezca marcada o el texto que la acompañe no sea claro, o no haga referencia a la política de privacidad.
    Teniendo que aceptar los usuarios expresamente que han leído y aceptan las política de privacidad de cada web donde cedan sus datos, ya sea en un formulario de registro, de petición de información, suscripción o compra on-line.  Pudiendo retirar el consentimiento y eliminar sus datos en cualquier momento.
  • Por su parte, las webs tendrán que explicar en su política de privacidad de forma clara y concisa de qué forma han obtenido los datos del usuario y como los van a tratar, así como si se comparten con terceros o no. Qué datos se piden y cúal es el objetivo de cada uno de ellos.
  • En la política de privacidad deberá aparecer un DPO, Delegado de Protección de Datos que será el responsable de los datos de la web, y deberá avisar a la agencia de protección de datos, en 72 horas de cualquier brecha de seguridad que pueda ocurrir en la web y pueda poner en peligro la privacidad de los usuarios.

RGPD y las cookies

Que pasa con las cookies y la RGPD?  Porque en si las cookies no piden ningún dato personal del usuario.  Pero si son pequeños archivos que se instalan en el ordenador y envían datos sobre tu forma de navegar, páginas que accedes, tiempo que dedicas, etc.  Llegando incluso a poder identificar usuarios. Por ello también están incluídas dentro del reglamento de la RGPD.

Por lo tanto además del aviso de uso de cookies en la web, y la aceptación del usuario. Teniendo que dar la opción al usuario de cancelar esta aceptación en cualquier momento.
El consentimiento ha de renovarse como máximo cada 12 meses.

Deberás informar de las cookies que utilizan las páginas, ya sean tuyas o de terceros y explicar la política de privacidad de cada una de ellas.

Como puedo adaptar mi web a la RGPD

  • En el caso de usar WordPress o algún otro CMS instalar un buen plugin de seguridad que evite los ciberataques a tu web.
  • En el caso de usar formularios de información, suscripción o venta, añadir  la casilla de verificación conforme han leído y aceptan la política de privacidad de la web. Recuerda, esta nunca puede estar ya marcada. La han de marcar los usuarios.
  • Modificar la política de privacidad para adaptarla a la nueva normativa. Recuerda modificar también la de cookies.
  • Si ya tienes una lista de contactos, deberás enviar un e-mail, como los miles de emails que habrás recibido sobre la RGPD, para explicar la nueva política de privacidad y volver a confirmar la suscripción de los usuarios.

Que pasa si no adapto mi web a la RGPD

Desde el punto de vista de marketing de tu web, puede ser que no te apetezca modificar ni un solo punto de los anteriores, hacer leer la letra pequeña a los usuarios puede hacer que se repiensen el dejar sus datos, o el hecho de tener que enviar un e-mail para pedirles permisos para seguir enviándoles datos, puede hacer que pierdas muchos suscriptores por el camino.  Pero cúal es el coste de no adaptar tu web a la RGPD :

  • Multa de hasta 20 millones o el 4% de la facturación de la empresa.
  • Indemnizaciones por los daños causados
  • Mala reputación on-line y pérdida de confianza por parte de los clientes.

 

¿Te ha quedado alguna duda?  Puedes dejarnosla en los comentarios o contactar con nosotros para que te ayudemos a adaptar tu pyme al nuevo reglamente.  Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda!